Sospecha de lesión tisular profunda


Área localizada de color morado o granate de piel intacta descolorida o ampolla llena de sangre, debido al daño del tejido blando subyacente o debido a presión y/o cizallamiento. La zona puede ir precedida de tejido dolorido, firme, blando, agrandado, más caliente o más frío en comparación con el tejido adyacente.