Úlceras de pie diabético

La Organización Mundial de la Salud define el pie diabético como “La presencia de ulceración, infección y/o gangrena del pie asociada a la neuropatía diabética y diferentes grados de enfermedad vascular periférica, resultados de la interacción compleja de diferentes factores inducidos por una hiperglucemia mantenida”.

Clasificación del riesgo

La IDF (International Diabetes Federation) (2005) y el National Institute for Clinical Excellence de Reino Unido recomiendan que todas las personas con diabetes deben someterse a una exploración visual anual de los pies en la que debe incluirse la evaluación de la sensibilidad del paciente (neuropatía), el flujo sanguíneo y otros factores de riesgo de ulceración, así como la deformidad del pie o la aparición de callos (piel endurecida). Tras la exploración de los pies, cada paciente puede asignarse a una categoría de riesgo, lo que guiará el tratamiento posterior. Haga click en el siguiente enlace para ver un ejemplo de cuadro de clasificación del riesgo.
http://www.diabetesinscotland.org.uk/Publications/traffic%20light%20finalx3.pdf

Factores de riesgo

El desarrollo de úlceras está vinculado con los siguientes factores de riesgo:

  • Fumar
  • Consumo de alcohol
  • Alimentación inapropiada
  • Obesidad
  • Vida sedentaria
  • Movilidad limitada para revisarse los pies
  • Tener más de 60 años

Formación=Prevención

La formación debe consistir en mensajes clave sencillos:

  • Inspección visual diaria o con mayor frecuencia de los pies y de los zapatos.
  • Comprobación de signos de daño en los pies, como cortes, llagas abiertas, cambios de color, hinchazón y calor.
  • Consultar inmediatamente al médico si se observa cualquiera de los síntomas anteriores.
  • Aconsejar sobre el calzado apropiado.
  • No caminar nunca sin calzado.
  • No utilizar nunca bolsas de agua caliente o mantas eléctricas para calentar los pies.
  • No utilizar nunca la resección de uñas encarnadas o callosidades. Acudir al podólogo.
  • Lavar cuidadosamente los pies a diario con agua y jabón. Después hidratar con una crema emoliente (Epaderm Cream o Epaderm Ointment).

 

Compartir