Las úlceras por presión suponen una carga importante en los sistemas sanitarios de todo el mundo.

Los profesionales sanitarios deben ser conscientes tanto de los costes directos como de los costes indirectos y considerar cómo la implementación de protocolos de prevención pueden ofrecer un importante ahorro de costes a largo plazo.

Por ejemplo, el coste de un apósito como herramienta de prevención es mínimo en comparación con los costes del tratamiento de una úlcera por presión.

Algunos datos sobre los costes reales de las úlceras por presión:

  1. El coste estimado en España es de 600 millones de euros al anuales.
  2. Aproximadamente 100.000 pacientes se enfrentan diariamente a una úlcera por presión.
  3. El 85% de estos pacientes pertenecen al grupo de edad de mayores de 64 años.
  4. Estos pacientes aumentan sus posibilidades de fallecimiento entre cuatro y seis veces. 
Compartir