El impacto de las úlceras de Pie Diabético

Las úlceras de Pie Diabético pueden tener un mayor impacto, tanto en el individuo como en el sistema sanitario.

Mayor sufrimiento del paciente:

  1. Mayor angustia.
  2. Mayor dolor.
  3. No puede regresar a su vida normal.
  4. Menor calidad de vida.
  5. Mayor riesgo de infecciones.
  6. Mayor riesgo de mortalidad y/o amputaciones.

Mayor coste sanitario:

  1. Mayor duración de la estancia hospitalaria.
  2. Aumento del tiempo de la enfermería.
  3. Aumento del coste de consumibles.
  4. Aumento del consumo de productos farmacéuticos y/o sanitario.

El impacto económico

En España, el coste directo estimado de los pacientes con Diabetes Mellitus oscila entre los 2.400 y los 2.675 millones de euros anuales, donde las partidas de mayor peso fueron los gastos hospitalarios, con un gasto de 933 millones de euros al año.

El gasto estimado por paciente ronda entre los 1.289 y los 1.476 euros anuales en costes estrictamente sanitarios.

El 20% del gasto total en diabetes podría atribuirse al pie diabético.

En Europa, el coste de una amputación es de aproximadamente 24.000 €, sólo en costes directos, y una úlcera en el pie que no se cura durante 12 meses supone alrededor de 22.000 € por paciente.

Prevalencia

La diabetes es una afección en constante crecimiento. Estimaciones recientes han sugerido que aproximadamente 285 millones de personas en todo el mundo sufren esta afección y esta cifra aumentará a la enorme cantidad de 439 millones en 2030 (Shaw y cols. 2010).

Una de las complicaciones más devastadoras de la diabetes es la amputación y se ha estimado que cada treinta segundos se amputa una extremidad inferior en algún lugar del mundo como consecuencia de la diabetes y que el 85 % de estas amputaciones van precedidas por una úlcera en el pie (International Diabetes Federation [IDF] 2005). Aproximadamente el 15 % de todas las personas con diabetes se verán afectadas por una úlcera en el pie a lo largo de su vida (Bakker 2005) y cuanto mayor sea el número de personas diabéticas, mayor será el número de úlceras que requieran tratamiento.

Compartir